Tag Archives: baloncesto

Sistemas y toma de decisiones (IV): Side Pick&Roll Offense

15 Abr

Read this post in English

“En cualquier momento de decisión, lo mejor que puedes hacer es lo correcto,

lo segundo mejor lo equivocado, y lo peor que puedes hacer es nada”

Theodore Roosevelt

Este es, y seguirá siendo, un post interminable. Como podréis ver en el video, los cortes corresponden a varias temporadas y a varios equipos diferentes y como el sistema ofrece gran cantidad de posibilidades, nunca había encontrado el momento de cerrarlo. Sin embargo, me he decidido a seguir las sabias palabras del gran Dídac Herrero y su teoría de “la imperfección perfecta del momento” y aquí está el resultado.

Este es un sistema de los llamados de continuidad, ya que puede no tener fin concreto y se puede repetir tantas veces como corresponda dentro de la posesión. Ahí está para mí la primera reflexión: un sistema continuo ha de romperse a través de la toma de decisión y esta corresponderá a cada oportunidad que se presente dentro de los espacios que ofrece el movimiento.

Al primer equipo que recuerdo ver jugar este sistema fue al Maccabi de Phini Gershon, el doble campeón de Euroliga en 2004 y 2005. En aquel quinteto titular (Jasikevicius- Parker- Burstein- Baston- Vujcic) se daba una excelente combinación de cualidades técnicas, tácticas, físicas y de conocimiento del juego que les permitía sacar muchas ventajas de este movimiento. No sé si este sistema tiene otro origen, pero desde entonces muchos equipos de todos los niveles lo han puesto en práctica. En él, se parte de una estructura de tres exteriores intercambiables y de dos interiores que también realizan las mismas funciones, dando continuidad al movimiento. Gran parte de los equipos lo juegan llegando, si bien hay otros que lo hacen en 5c5. Una de las ventajas de este movimiento es que se puede hacer “infinito” a lo largo de la posesión, se puede iniciar con los conceptos básicos para luego buscar finales diferentes o se puede empezar con otras secuencias y opciones que si no se toman desembocan en los espacios del movimiento general.

La mayor reflexión para los Entrenadores es cómo desarrollamos el sistema y cómo ayudamos al equipo y a los jugadores a que crezcan dentro del mismo. Este tipo de sistemas deberían favorecer la toma de decisiones de los jugadores, pero cómo lo enseñemos será la clave para que el sistema enriquezca a los jugadores y estos se enriquezcan del sistema. En los gráficos que podéis ver en el siguiente enlace  ( Side Pick&Roll Offense )  se ofrecen posibles lecturas que a los Entrenadores nos pueden parecer las “lógicas”. Está en nuestras manos si queremos darles todas las soluciones que vemos a cada respuesta defensiva o dejamos que el jugador vaya leyendo e interpretando dichas opciones (u otras diferentes a las nuestras), si dejamos que pueda experimentar y equivocarse. La metodología del trabajo secuenciado y el desglose de los conceptos que intervienen en el sistema serán lo que den la calidad al mismo y los que ayuden al jugador a desarrollar la toma de decisiones. Sin la técnica individual adecuada, sin el dominio de los espacios (los de este movimiento y los de cualquier otro) y sin el conocimiento básico del juego, el sistema no cumplirá su propósito. En los gráficos también aparecen algunas opciones que no se ven en los vídeos y muchas más que se nos pueden ocurrir para enriquecer el sistema.

En el primer vídeo vemos las opciones generales del sistema y la toma de decisiones de cada una de ellas. Vemos las opciones del Bloqueo Directo Lateral de llegada (orientado al centro o al fondo) tanto para el jugador del balón como para el bloqueador. Tras explotar estas situaciones y no poder finalizar (una de las ventajas para mí de este tipo de sistemas es la amenaza constante, no hay que esperar que la pelota le llegue a “X” para que este resuelva), vemos las opciones de continuidad, tanto del receptor (el otro interior), como las que se abren tras la inversión al exterior del lado débil y cómo se vuelve a reiniciar la situación inicial.

 

 

 

 

En el segundo vídeo vemos algunos ejemplos de cómo se puede combinar este sistema continuo con la búsqueda de ventajas más específicas, cambiando los espacios y rompiendo la continuidad.

 

 

 

 

Anuncios

Sistemas y Toma de Decisiones (III): Opciones de un Sistema de CSKA

3 Ene

“La transferencia de conocimientos requiere un método y un proceso de enseñanza”

Ettore Messina

EBI Clinic, 2008

Retomamos las reflexiones y el análisis de sistemas de juego en relación a la toma de decisiones que estos permiten, fomentan o coartan. Las preguntas de carácter más filosófico las puedes encontrar en la entrada   Construcción de Sistemas: Reflexiones . Hemos ido avanzando de sistemas más cerrados a objetivo, como el analizado en   Sistemas y Toma de Decisiones (I): Sistema a Objetivo F.C. Barecelona  ,a movimientos con inicios iguales y opciones diferentes en función de las características individuales de los jugadores y las características combinadas de ellos en el excelente sistema de Obradoiro (  Sistemas y Toma de Decisiones (II): Opciones de un Sistema de Obradoiro ). Hoy vemos un sistema de características similares,  tal vez con más opciones y conceptos generales de juego, jugado por el CSKA. En el sistema de Obradoiro, las posiciones estaban más definidas, mientras que en este, las posiciones de los exteriores son prácticamente intercambiables, lo que favorece la fluidez en la entrada al movimiento así como poder atacar las debilidades específicas (¿o deberíamos hablar de explotar las características propias?) de los defensores, aprovechando la polivalencia de sus exteriores. Es evidente que el potencial de las plantillas de Obradoiro y CSKA no es comparable, pero queriendo ir un poco más allá, la reflexión va hacia si el movimiento del CSKA favorece la toma de decisiones y es aplicable a otros niveles de juego y, principalmente, el papel que desempeñamos los Entrenadores a la hora de dejar fluir las habilidades de nuestros jugadores. Depende de nosotros que marquemos lados de juego, opciones para unos sí y para otros no o que convirtamos el movimiento en rígido. También depende de nosotros que el movimiento ofrezca al jugador unos espacios de juego sobre los cuales progresar en su toma de decisiones.

Puedes ver las opciones del sistema a través de los gráficos que aparecen aquí ( CSKA 2014- Set Offense Options )

Los vídeos están divididos en partes, en función del foco del jugador que toma la decisión “importante”:

En el primero, vemos las opciones del cortador, un jugador exterior que es bloqueado en línea de fondo por el 5, mientras otro exterior sale del BI vertical que le pone 4. La primera opción es el bloqueo tipo flex que puede permitir recibir al cortador debajo del aro. Si no hay pase al corte, el exterior pasa a 4, en la prolongación de tiro libre para que este pase al exterior en poste bajo. Aquí entra en juego la polivalencia de los jugadores de CSKA, que puede elegir qué jugador postea en función de la ventaja particular sobre su defensor (o buscar faltas). Esto también se podría hacer en “otros baloncestos”, no?. También se podría jugar independientemente de la ventaja teórica sobre el par y del lado de juego, no?  A partir de balón interior entran en juego la ocupación de espacios y la lectura y toma de decisiones a partir de la respuesta defensiva. Aquí, CSKA juega con el 5 en el poste contrario e intercambio de 4 con el exterior más cercano. Se resuelve desde aquí, con los espacios para castigar las ayudas con opciones de anotar dentro del jugador con balón, opciones de doblar a 5 o tiros a pies parados de los otros dos exteriores y el 4.

Si el exterior decide no postear, sigue la secuencia del movimiento jugando un mano a mano con el 4 y las ventajas que esto puede generar en la secuencia de juego por parejas. En el vídeo se ven lecturas para tiro y contra cambio, pero habría más opciones. La continuidad del movimiento vendría a través de un concepto que está muy de moda a la hora de sumar ventajas: mano a mano de 4 seguido de BD de 5. En esta opción encontramos dos ocupaciones de espacios diferentes que enriquecen el movimiento y dificultan la respuesta defensiva: por un lado, la opción de jugar el BD con dos jugadores a la vista, y por otro, el corte de un exterior por línea de fondo para jugar el BD con un exterior a la vista y el 4 y el exterior que corta a la esquina contraria a la espalda del bloqueo. Aquí tenemos la posibilidad de dejar libertad para que el exterior corte o predeterminarlo por scouting, el Entrenador “elige” si deja “elegir”. En el vídeo “coincide” que Aaron Jackson (no especialmente tirador) se queda y no corta mientras otros exteriores con mayor amenaza sí lo hacen. Por último, ya una opción totalmente cerrada, vemos como Hines, jugando en la posición de 4, y sin un tiro exterior solvente, corta por el fondo mientras el exterior contrario, buen tirador, intercambia el espacio con él.

 

 

 

 

Los siguientes cortes muestran opciones en la parte alta del sistema. La parte de abajo se juega igual, pero ahora el foco y la toma de decisión está en el exterior que ha recibido el BI vertical de 4 y su juego con el 5, que abre nuevas opciones de juego subiendo desde poste bajo hacia el codo de la zona para jugar mano a mano con el pasador en un concepto muy interesante por su verticalidad. Las opciones que abre esta secuencia fomentan la lectura en las situaciones de mano a mano seguido de repick si el defensor va por debajo, como se puede ver en las diferentes respuestas defensivas de los rivales. También me resulta interesante la posibilidad que tiene el 4 de quedarse abierto o de cortar y las consecuencias en los espacios que genera una opción o la otra. Otra opción es jugar el BD sin mano a mano previo, como opción o como lectura si 5 no puede recibir (interesante decisión defensiva, porque si no lo “permites” te juegas la puerta atrás y el alley oop de un 5 que sea medianamente atlético y si lo permites, el ataque empieza a sumar ventajas).

 

 

 

 

En el tercer vídeo vemos las dos variantes en cuanto a espacios del movimiento: en la primera de ellas se juegan opciones para salidas de BI para tiro, por lo que tras un inicio igual en la entrada del sistema, 4, que siempre se abría a la prolongación del tiro libre para dar continuidad, bloquea para salida del tirador. Esta nueva ocupación de espacios abre nuevas opciones de lectura en el BI, posibilidad del 4 de jugar interior por lectura o por ventaja y combinaciones asociadas a los conceptos de las opciones anteriores, como la que utiliza las salidas del tirador como cebo (o no, si simplemente sale sin ventaja) para jugar las opciones de 2c2 central ya vistas en el vídeo anterior. En la segunda, hay un cambio en las posiciones del exterior que inicia el sistema y del 5, que recibe el primer pase. El exterior bloquea al exterior que en el movimiento general era bloqueado por 5, pudiendo sacar ventaja si la defensa decide cambiar, muy común entre exteriores. Por último, una reflexión a nivel defensivo: ¿cuándo tratar de romper el movimiento? ¿Por qué no se arriesga más en las líneas de pase, en la presión al balón? En los dos últimos cortes, vemos dos anticipaciones defensivas, la primera en un momento muy importante de partido y al final del mismo el defensor arriesga a robar en la salida del BI vertical que da inicio a todo el movimiento y las opciones.

 

 

 

 

En todas las opciones vistas cabe destacar la importancia de la ocupación de espacios y la cantidad de buenos tiros que los jugadores que no son el foco en la toma de decisión pueden conseguir.

Por tanto, podemos ver, en un solo sistema, multitud de opciones de lecturas y tomas de decisiones en función del concepto que queramos trabajar con nuestro equipo a partir de una estructura común de espacios, lo que es un ahorro de tiempo a la hora de la asimilación y permite la progresión metodológica en función del nivel en el que nos encontremos. Podemos utilizarlo para enseñar a exteriores a jugar de espaldas, para introducir el concepto de mano a mano, tanto lateral como central, para jugar conceptos encadenados en la suma de ventajas, situaciones de BD, así como salidas de BI y las opciones que dichas secuencias nos posibilitan. Y todo ello, además, con el aprendizaje de los espacios a ocupar por los jugadores no directamente involucrados en el concepto específico. Que lo hagamos más restrictivo o más enriquecedor depende de nosotros y de nuestra responsabilidad.

TransFormaciones y Fronteras

24 Jun

“Si consigo ver más lejos es porque he conseguido auparme a hombros de gigantes”

Isaac Newton

Para muchos, estamos en el final de la temporada; para otros, estamos en el comienzo de la siguiente. Para muchos, es momento de descansar; para otros, es momento de aprender.

Los Entrenadores estamos a la búsqueda constante de nuevos retos, de nuevos aprendizajes. Como siempre recuerda Xavi, “si no mejoras, empeoras”.

Ese es el desafío constante, permanente, apasionante: aprender para enseñar, enseñar para aprender; mejorar para crecer, crecer para mejorar.

Desde el verano de 2010, no he faltado a una cita indispensable en mi formación, en mi reconexión con lo mejor del género humano, en mi aprendizaje. Es mi cita anual con Manresa, a donde acudo y conecto con gente ExtraOrdinaria, liderados siempre por un referente para mí y para otros muchos que amamos el deporte: Xavi García. Al que no haya ido, no cometeré la torpeza de tratar de explicárselo, hay que vivirlo. Este año tengo el honor de colaborar y participar con TransFormación Deportiva en la formación Entrenador ExtraOrdinario, a cargo de los maestros Xavi García y Ricard Casas. Si realmente estás comprometido con tu aprendizaje, no lo dudes. Aquí encontrarás toda la información.

http://transformaciondeportiva.com/entrenadorextraordinario/

Tras ello, si la salud me lo permite y la espalda me da un respiro, enlazaré con un proyecto ilusionante: Frontera. Frontera nace con la motivación de facilitar un espacio global de aprendizaje a aquellos jóvenes que están cerca de dar EL salto, de luchar por su sueño. Para ello, los jugadores crearán nuevas herramientas tanto en el dominio mental como en la aplicación al juego. Será una mejora integral, significativa, a través de un compromiso en el que el jugador saldrá fortalecido, TransFormado, de manera que le sea más fácil cruzar “LA Frontera”. Ha pasado un tiempo, mucho tiempo, demasiado tiempo, desde la última vez que crucé la Frontera y metí los dos pies dentro del 28×15, de ese universo maravilloso y de todo lo que pasa ahí dentro. Durante este periodo he continuado con mi formación y con ello, con mi TransFormación. Creo que podré ser una versión mejorada de mí mismo, tengo esa confianza. Ha llegado el momento de aplicar ese aprendizaje, esas lecciones que he aprendido durante este tiempo. Para ello, tengo el enorme privilegio de formar parte de un equipo ExtraOrdinario, en lo profesional y en lo personal, unos compañeros de viaje de lujo para poder crecer. Este es mi equipo, “jugaremos” del 9 al 14 de julio en Menorca juntos:

Xavi: es un referente en mi vida actual. Difícil definir y condensarlo todo en pocas líneas. Recurriré a una definición que hice de él en una de las formaciones y que tuve el privilegio de ver publicada en su libro “Diálogos con el Baloncesto”: “Xavi es un líder generoso, entregado y dedicado al dar el 100% de sí mismo para que nosotros podamos acercarnos a nuestro verdadero potencial. Posee una gran creatividad e intuición fruto de su constante afán por aprender y mejorar. Te ayuda a superar los límites, desafiando creencias y fomentando el espacio para el crecimiento personal. Es un líder que te acompaña en el camino. Su impacto transciende”

Ricard: Ricard es pasión, integridad, autenticidad, carisma, honestidad, maestría, aprendizaje, liderazgo, Baloncesto.

Félix: Félix es corazón, talento, entrega, sabiduría, conexión, intuición, esperanza, ilusión, optimismo, futuro.

Dídac: Dídac es creatividad, lealtad, integridad, alegría, equilibrio, devoción, altruismo, generosidad, humildad.

Con este equipo, con estas cualidades, ¿qué mejor compañía se puede pedir?

TransFormaciones y Fronteras, espacios de crecimiento propios y de los demás, espacios de aprendizaje, espacios de autenticidad y amistad.

http://transformaciondeportiva.com/frontera/

Ya queda poco, mi TransFormación está preparada, mi Frontera también. No será la única Frontera que cruzaré este verano.

Es un privilegio que quería compartir.

Gracias a todos.

Sistemas y Toma de Decisiones (II): Opciones de un Sistema de Obradoiro

14 Ene

“El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo”

 Albert Camus

 

Seguimos viendo la conexión entre diferentes tipos de sistemas y la toma de decisiones asociada a ellos. Tras analizar un movimiento cerrado a objetivo en (Sistemas y Toma de Decisiones (I): Sistema a objetivo F.C.Barcelona ), donde además se formulaban una serie de preguntas relacionadas con la toma de decisiones, es el turno ahora de un tipo de sistemas que personalmente me resultan muy atractivos, sistemas con un inicio común y múltiples opciones de finalización. Asimismo, este tipo de movimientos suelen caracterizarse por la fluidez y el dinamismo. Ya habíamos analizado un sistema de este tipo en (Russia 2012: High Post Entry)

En este caso es un movimiento que se inicia con entrada con pase al poste alto del Obradoiro. La primera parte es siempre igual y muchas de las opciones las pueden jugar por los dos lados del ataque, a diferencia de sistemas más cerrados como el de la anterior entrada. A partir de la amenaza de tiro tras salida de BI Escalonados de Corbacho y la movilidad de sus “4s” se generan una serie de opciones que cubren buena parte de conceptos del juego: lecturas de BI para tiro y continuaciones, BI para encadenar con BD, situaciones de BD Central y continuación abierta, generación de espacios mediante el juego sin balón (el “5”) o la amenaza de tiro de Corbacho, juego alto-bajo y triangulaciones con los interiores, situaciones de aclarado central y lateral… Todo ello con gran uso de los espacios, clave para que puedan ejecutar sus objetivos al dificultar al máximo las decisiones defensivas. Por cierto, es un movimiento con muy poco bote…

Para no extendernos mucho en las diferentes opciones y continuidades, podéis verlas aquí, a través de gráficos y más abajo en vídeo.

 

OBRADOIRO 2013 Opciones de un Sistema

 

En el primer vídeo podemos ver las salidas para tirador en función de la propuesta defensiva y la continuidad del movimiento si el tirador recibe pero no puede lanzar. A destacar el primer movimiento en la dirección contraria como señuelo y como manera de “obligar” a la defensa a perseguir en ese primer BI y ganar mayor tiempo de lectura para ajustar el segundo.

 

 

 

 

En los siguientes cortes se puede apreciar la primera gran  continuidad del sistema si no hay ventaja para el tirador o incluso buscando esta opción de BD para continuación abierta como objetivo principal del ataque. La amenaza de tiro de Corbacho en la esquina minimiza las opciones de rotación de su defensor, lo que junto al corte de “5” suelen liberar al “4” para tiros desde la esquina del tiro libre. En caso de que la defensa priorice sobre Kendall o Hummel, A.Rodríguez tiene espacio para jugar 1c1 central.

 

 

 

 

El tercer vídeo muestra opciones de juego tras devolver el pase al mismo lado. El “2” es el jugador que menor protagonismo tiene en este sistema, ya que es o pasador o tirador de situaciones generadas por sus compañeros pero no es foco del ataque en casi ninguna de las opciones (tiene una opción de 1c1 desde prolongación de TL). Se dan varias situaciones de juego que incluyen aclarados, balones interiores y BI entre interiores para sacar provecho de las diferentes cualidades de sus “4s” y sus “5s”. Así, el “4” puede jugar como un exterior más desde la esquina y “5” juega en función de la ventaja obtenida o a obtener. En esta misma secuencia se incluye un movimiento muy habitual en muchos equipos FIBA, aprovechando al tirador para BI por fondo mientras el otro interior se abre al tiro libre. Interesante ver la defensa de Barcelona y de Gran Canaria en esta secuencia (esta última en el siguiente vídeo)

 

 

 

 

En el último vídeo vemos cortes en los que la defensa “gana” y logra romper la fluidez y el dinamismo del sistema.

 

 

 

En resumen, parece que este tipo de sistemas aumenta la lectura y la toma de decisión del jugador, si bien el esquema de juego que el Entrenador diseña ya ha tenido en cuenta la explotación de las virtudes de cada jugador y la combinación de las cualidades de estos en los bloqueos y en la elección de espacios. Se toman decisiones a partir de las fortalezas individuales y combinadas.

Aunque no directamente relacionado con el tema de la entrada, sí me gustaría reflexionar sobre la valía de Entrenadores como Moncho Fernández, dependientes siempre de un bajo presupuesto, obligados a “bucear” en el mercado, a acertar en todos los fichajes, a reinventarse cada temporada por no poder retener a sus mejores jugadores, que deben hacer rendir al colectivo sin poder echar mano de jugadores de mayor talento individual. Entrenadores hechos a sí mismos a golpe de tesón, sacrificio, entrega, ilusión, pero también repletos de talento, creatividad e ingenio gracias a esa necesidad, Entrenadores que lideran a sus Equipos desde el ejemplo.

Sistemas y Toma de Decisiones (I): Sistema a objetivo F.C.Barcelona

24 Dic

“Sólo el que sabe es libre y más libre el que más sabe. No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas.”

Miguel de Unamuno (1864-1936) Filósofo y escritor español.

 

Tras las preguntas formuladas en “Construcción de Sistemas: Reflexiones“, tratamos ahora de centrarnos en diferentes tipos de sistemas y en la toma de decisiones asociadas a los mismos. ¿Qué tipo de sistemas favorecen la toma de decisiones de los jugadores? ¿Cuántos jugadores son “libres” para tomar decisiones simultáneamente? ¿Es posible el juego “libre”? Cuando elegimos sistemas y movimientos, ¿en qué criterios nos basamos? ¿Pensamos en el enriquecimiento de la lectura y toma de decisión de los jugadores? ¿Cuánta diferencia hay entre crear, innovar, adaptar y copiar? ¿Son los sistemas abiertos más ricos en toma de decisiones que los semirígidos o los cerrados a objetivo o es solo una cuestión de cantidad de decisiones? ¿La teoría y la nomenclatura de unos y otros coinciden con la práctica?

Comenzamos con un movimiento cerrado a objetivo del F.C.Barcelona de esta temporada. En él se puede ver el estudio de las características propias de los jugadores para llegar al objetivo del sistema y castigar desde ahí, aunque también existen opciones de anotación previas al foco del movimiento.

En este tipo de sistemas todo está estudiado al detalle, empezando por el quinteto en pista. En este caso, el Barcelona lo juega con Huertas, Navarro, Ingles, Lorbek y Tomic. Tres jugadores con capacidad de jugar BD, con Lorbek abierto y Tomic pudiendo sacar provecho de la amenaza de tiro de sus compañeros para tener espacio para finalizar en la continuación. El sistema comienza con la típica estructura de dos postes arriba para que el manejador (Huertas) “elija” bloqueo, cuando en realidad, solo lo quiere jugar por el lado derecho con Lorbek. Navarro no es el foco del movimiento, pero el equipo se aprovecha de la amenaza que supone, generando espacio para los demás, manteniéndose en el lado derecho durante toda la ejecución del sistema. La primera toma de decisión se produce en este primer BD entre Huertas y Lorbek. En función de la decisión defensiva, pueden surgir opciones de pase a la continuación sobre bote con mano derecha. Huertas lee la defensa del lado débil. Para dificultar la defensa, la continuación de ese primer BD, que no es el objetivo del ataque, coincide con BI vertical de Tomic para Ingles. Ahora la defensa tiene que escoger. El defensor de Ingles, en ayuda a la continuación, deja la misma para defender el BI, cediendo la responsabilidad de la ayuda a Pietrus, defensor de Tomic. La suma de pequeñas ventajas para conseguir el objetivo final ya ha comenzado. Si Pietrus ayuda en la continuación de Lorbek, no puede colaborar con el defensor de Ingles en el BI, por lo que Ingles podría tener ventaja para tiro. La toma de decisión aquí está en manos de Huertas. Si la opción de anotación no es muy clara, se sigue jugando para Ingles en la salida del BI. Ahora Ingles puede tirar, pero el objetivo no parece ser ese, ya que en el BI  Tomic no está interesado en pinchar a Keselj sino en alinearse para el BD tras la recepción de Ingles. Se sigue jugando contra Pietrus, que se prepara para defender el BD mientras Lorbek se abre hacia la esquina. Pietrus llega con un poco de retraso a un BD que no se va a producir, ya que el objetivo es devolver el balón a Huertas. El retraso de Pietrus aumenta ya que se estaba preparando para defender el BD y tapar el lado izquierdo del zurdo Ingles y ahora persigue a Tomic, que bloquea sobre Huertas, para salida de este sobre mano izquierda. El Barcelona sabe que Valencia quiere saltar al camino en la defensa del BD y el bote de Huertas solo pretende confirmar la decisión defensiva. La toma de decisión vuelve a estar en Huertas: ahora debe leer las posibles ayudas. El Barcelona ha obligado al Valencia a tomar una decisión y en principio, parece no importarle cuál sea esta, ya que están preparados para castigarla. A tener en cuenta que el objetivo del ataque se juega con 12” de posesión.

  1. Si Pietrus hubiese decidido      proteger, Huertas podría haber jugado sobre media penetración para poder      acabar con su típico tiro a una pierna o jugar con la continuación “aérea”      de Tomic en el 2c1 contra Pietrus mientras San Miguel recupera.
  2. Si deciden cambiar, la opción de      pase dentro a Tomic en alto-bajo sería difícil de contrarrestar, aunque      Pietrus sería una excelente opción de cambio en la defensa de exteriores.      No se suele cambiar con tantos segundos de posesión pero podría haber sido      una opción defensiva interesante. Sacaría al Barcelona de sus objetivos y      aunque queda mucha posesión, podría haber roto su fluidez, tanto el cambio      simple como sobre todo, las rotaciones defensivas que hubieran permitido ayudar      dentro a Doellman.
  3. Si el defensor de Lorbek decide      ayudar en la continuación, Huertas conectaría con él para triple desde la      esquina o 2c1 contra el defensor de Ingles si este rota.
  4.  Si decide ayudar el defensor de Navarro,      este quedaría libre para triple sin haber trabajado para él, un lujo.
  5. Finalmente la defensa de Valencia      prioriza la defensa de los tiradores y permite la conexión directa entre      Huertas y Tomic.

Todavía queda otra decisión una vez que Huertas decide pasar a la continuación. Tomic es excelente en las continuaciones intermedias, ya que tiene muy buenos apoyos y recursos técnicos para recibir y finalizar con pivotes y con las dos manos. En cuanto continúa, su atención está es ver la reacción de Doellman y valorar el tiempo y espacio disponible, su decisión de finalizar si recibe prácticamente se toma ahí. Por si la ayuda de Doellman llegase a tiempo de impedir la finalización, Lorbek corta para jugar 2c1 contra Doellman y evitar la segunda ayuda del defensor de Ingles. Tomic puede acabar como en el corte de vídeo o asistir a Lorbek. En el final del vídeo se ve cómo la defensa de Valencia está totalmente descolocada mientras el Barcelona tiene gran equilibrio en el uso de espacios y está perfectamente preparado para el balance defensivo.

Se podría pensar que en el emparejamiento de Pietrus defendiendo a Tomic, este podría sacar ventaja en el poste medio, pero el Barcelona decide castigar ese emparejamiento “cebando” la movilidad de Pietrus y generando un espacio para la continuación a través del dinamismo.

¿Lo vemos y seguimos reflexionando…?

 

 

Todo este análisis previo de tu equipo y del rival para conseguir una bandeja. ¿Se está “sofisticando” demasiado el Baloncesto? ¿Es aplicable a otro tipo de equipos con jugadores diferentes o incluso para este Barcelona si ponemos a otros jugadores de la plantilla? En este movimiento se opta por “obligar” a la defensa a decantarse y  se decide en consecuencia. ¿Es esto muy diferente en otro tipo de movimientos menos cerrados? Aquí se juega todo a una carta (salvo error defensivo de bulto previo) ¿Es la toma de decisión en sí más rica, más pobre o igual que si puedes ir decidiendo en cada parte del sistema? ¿Es aquí donde entra en juego el control (y el miedo?) del Entrenador? Es un movimiento muy controlado y dirigido, pero también se toma la decisión con la mitad de la posesión por consumir, por lo que parece afectar más a la toma de decisiones que al ritmo de juego.

A menudo se juzga a los Entrenadores con doble rasero. Si dejan más (aparente?) libertad en su filosofía de juego (digo “aparente” porque esa libertad ha de estar muy “trabajada”, no?), cuando hay problemas se alude al clásico “es que no juegan a nada” o “menuda banda”. Cuando las cosas salen bien “es un Entrenador “de jugadores””. Cuando se juega alegre y se gana se recupera “la esencia del juego”. Cuando se juega alegre y se pierde, enseguida surge “con este estilo no se pueden ganar campeonatos”, “el equipo no está trabajado”. En el polo contrario, equipos muy (aparentemente?) tácticos y con mayor control de las posesiones cuando no ganan se habla de “coartan la libertad del jugador”, “mediatizan el juego”, “corrompen la esencia del juego”. Cuando las cosas van bien, se convierten en “equipos muy bien trabajados”. A menudo se valora muy positivamente cuando un equipo anota fruto de un sistema como el analizado aquí, tras tiempo muerto o al inicio de cuarto. La “valoración” del Entrenador crece. ¿Es esto justo?

¿A alguien le suena ver en categorías de formación diferentes esquemas de juego teóricamente abiertos que casualmente siempre acaban con “el bueno” tomando todas las decisiones?

¿Cuáles serían los porcentajes de unos tipos de movimientos o de otros según las categorías y las etapas formativas? ¿Sería conveniente combinar diferentes objetivos para enriquecer al jugador y al propio equipo?

Tal vez lo importante sea fomentar y mejorar la toma de decisión en todos los tipos de sistemas y que el entrenamiento favorezca la percepción para ganar tiempo en la toma de decisión, aspecto fundamental cuando aumenta el nivel de la competición.

¿Se pueden alternar diferentes tipos de sistemas y mantener la coherencia con un estilo y filosofía de juego? Yo quiero pensar que sí. ¿Se puede crear un Playbook que combine y abarque gran parte de los conceptos (y ritmos) de juego y permita asimismo mejorar la toma de decisiones? También lo creo posible, pero, para mí, la clave está en cómo se trabajan esos movimientos, cómo se transfieren de la pizarra, en la que todo sale perfecto, a la realidad del juego y las decisiones defensivas. Creo que ahí hay un gran margen de mejora en nuestra tarea de Entrenadores y de Formadores de jugadores.

 

 

 

 

Saber (y/o) Transmitir

5 Dic

“Una cosa es saber y otra saber enseñar

Marco Tulio Cicerón (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.

Todo Entrenador (definición muy personal en ““E” de Entrenador”), en su formación y aprendizaje continuo, busca “saber más” para “transmitir mejor”. Resulta obvio que el que más sabe y el que mejor transmite lo que sabe es un Entrenador tan ideal como utópico. Ni en el deporte ni en ningún otro aspecto de la vida se puede saber todo ni transmitir a la perfección todo ese conocimiento. En el extremo contrario, nada se puede transmitir si nada se sabe… ¿o sí? Si “se sabe” mucho… ¿es posible no transmitir nada? De aquí la reflexión: ¿cómo equilibrar saber y transmitir?, ¿es necesario equilibrarlos?, ¿por qué?, ¿cuál debe prevalecer sobre el otro? La mejora del rendimiento a través del conocimiento y la comunicación eficaz. No parece tan sencillo…

“Este Entrenador sabe mucho de (Balonc)esto”. ¿Es “esto” una garantía de éxito? Parece claro que no. ¿Se puede saber “demasiado”? ¿Cómo afecta saber “demasiado” a la hora de trasmitir? Un conocido Entrenador confesaba en una de sus charlas que su principal problema era ese, que sabía “demasiado”, basando su autocrítica en la creencia de que no había sabido seleccionar la información a la hora de transmitirla a sus jugadores. Parece entonces que “saber demasiado” incluye no saber algo: seleccionar y transmitir. En otra formación a la que asistí, una persona de gran impacto en mi vida presentaba a un maestro del Baloncesto como alguien que “ha llenado el vaso del conocimiento y ahora ya está en la etapa de sabiduría, ya que ha logrado desprenderse de lo accesorio”. Interesante reflexión: saberlo “todo” para poder tener la capacidad de elegir lo importante y crecer desde ahí, transmitir desde la sabiduría. El fin del proceso, la inteligencia intuitiva, que nada tiene que ver con improvisar, la intuición como final del camino, no como punto de partida. ¿Cuánta música ha de saber un trompetista de jazz para reunirse con un saxofonista y un pianista e “improvisar” una Jam Session?

En el recomendable The Inside Game, de Wayne Embry, este relata la huella que le dejó el mítico Red Auerbach. Según todos los que le conocieron, Auerbach no era el mejor a nivel de conocimientos técnicos o tácticos, pero transmitía un liderazgo que permitía liberar todo el potencial de los jugadores y conseguía que el todo, el Equipo, rindiese por encima de las partes, los jugadores que lo componían. Sí, la famosa química. Auerbach parecía conectar con las necesidades de cada jugador, sabía cómo pulsar las teclas adecuadas, era un gran motivador y su gestión del grupo marcaba la diferencia. Dicen lo mismo de Phil Jackson y qué decir del maestro John Wooden, su huella transciende el deporte. Parece clave en sus trayectorias que “sabían”, pero, sobre todo, “sabían transmitir” y sacar el máximo partido de lo que sabían.

Se dice que los jugadores de mucho talento valoran más a un Entrenador que los comprenda y les haga sentir cómodos por encima de sus conocimientos, mientras los jugadores menos talentosos, esos que llevan colgada la etiqueta de “jugador de equipo”, prefieren un Entrenador que sepa mucho y les ayude a mejorar. ¿Puede ser el mismo Entrenador para ambos casos? Con esta teoría, “saber demasiado” puede ser un problema si se coarta el talento de los jugadores o si estos no tienen capacidad para llevar a la práctica los conocimientos del Entrenador, pero… ¿si no sabe suficiente? En una apasionante conversación entre el Entrenador Jordi Juste y el maestro Xavi García, este respondía al planteamiento de “mucha libertad para el talento individual” con una extraordinaria reflexión:”La libertad viene de saber más o de saber menos? Si es de saber más, bien, porque en cualquier momento tomas el mando…”. Pero… ¿cuánto es suficiente?, ¿cuánto es “demasiado”?

En las categorías de formación, en las categorías de base (de “básicas”, ¿no?) el perfil del Entrenador que sabe “demasiado” también puede ser un problema si trata de lucir todo lo que sabe antes de tiempo y no se sabe adaptar al nivel de los jugadores, pero saber más de lo que se enseña a esos niveles puede resultar clave si ese Entrenador puede visualizar lo que el equipo y el jugador de proyección necesita en cada momento para dar el salto, para estar capacitado para competir no solo en cada etapa sino en la élite. De ahí la importancia de los maestros y los grandes conocedores del juego en estas y en todas las etapas (Félix Bañobre: Entrenador, es un gran ejemplo de lo comentado). ¿Puede un entrenador ayudar a crecer a un  jugador si sabe “poco”? No hablamos de transmitir pasión por el juego, valores, espíritu de equipo…eso es imprescindible independientemente del nivel de conocimiento que se tenga. Hablamos de cómo ayudar a un jugador y a un equipo a mejorar su juego, hablamos del método de enseñanza y, lo que es más importante, del proceso de aprendizaje.

Transmitir todo lo que se sabe no parece tan importante como seleccionar cómo y qué transmitir de entre lo que se sabe. Transmitir desde la emoción, desde la autenticidad, desde la empatía también es sin duda imprescindible como conexión y vínculo con el Equipo. Transmitir desde ahí complementa y equilibra el conocimiento. Liderar desde ahí: creo que ese es uno de los mayores retos del Entrenador.

Detalles de Técnica Individual: Nemanja Bjelica

18 Nov

“La excelencia es un hábito”

Aristóteles

El objetivo de esta entrada es analizar detalles de técnica individual en situaciones reales de juego y el componente táctico, tanto a nivel individual como colectivo, que se requiere para combinar lectura, toma de decisión y ejecución. En la entrada “Cómo aprender técnica individual viendo partidos de TV?” se realizaban una serie de reflexiones y preguntas metodológicas en la enseñanza de los fundamentos, dudas sobre las que siempre podemos volver.

Aprovechamos tres acciones de Nemanja Blelica para estudiar la ejecución de los fundamentos y el contexto en los que se producen. La primera reflexión es la habilidad técnica de un jugador de la escuela serbia de 2.09, el dominio de los gestos técnicos y su gran coordinación. La enseñanza y adquisición de fundamentos y su aplicación práctica podría llevarnos a un buen debate…

En el primer corte de vídeo vemos una situación de final de cuarto en la que Caja Laboral opta por una estructura de 4 exteriores junto con el polivalente Bjelica (con depurados fundamentos de jugador exterior también). El rival tiene que elegir si se adapta a la estructura del Baskonia o no. En este caso, el R. Madrid opta por mantener dos interiores, Reyes y Mirotic, emparejando a este con Bjelica y al primero con el sacador, San Emeterio. Con el interior defendiendo al sacador, sus opciones de ayuda a penetraciones de los exteriores disminuyen.

Para que el fundamento que elige Bjelica sea eficaz, necesita una serie de factores:

1)    El espacio lo consigue de dos maneras: una con la disposición de sus compañeros, incluyendo el detalle del defensor del sacador ya comentado y dos, con la presión que recibe de Mirotic, que hace que cuando Bjelica recibe ya tenga una ventaja que “solo” ha de mantener.

2)    La distancia y recuperación de su defensor: Mirotic pierde la iniciativa y al tratar de recuperar cruza su pierna derecha y con ello la cadera, con lo que es incapaz de reaccionar al cambio de mano por detrás de la espalda del serbio. El apoyo de la pierna derecha de Mirotic coincide con el momento en el que Bjelica tiene el balón más retrasado, preparando el cambio, su decisión por tanto es a tiempo real. Bjelica hace una lectura perfecta del espacio y de la distancia y desplazamiento de su defensor.

3)    El fundamento en sí mismo: podemos apreciar que el momento elegido es el ideal y que su ejecución es muy buena, con la flexión adecuada de piernas y las punteras apuntando y ganando tiempo para el siguiente movimiento. La recepción del balón tras el cambio también es más que adecuada ya que su hombro interior ya está en línea con el de su defensor. Ya solo le queda finalizar.

4)    Espacios de finalización: a su defensor le tiene ganada la iniciativa y con la protección del cuerpo le es suficiente para poder finalizar con la mano exterior. El desplazamiento del defensor también impide cualquier ayuda del lado contrario, que solo podría llegar si Mirotic cambiase con el último defensor. Poco se hubiese arreglado porque sería Pocius el que tendría que ir a la ayuda o tapón. El defensor del lado fuerte, Suárez en este caso, podría haber ido a  la ayuda lateral y forzado a pasar a la esquina, lo que habría dado opción a un triple o a un pase extra si Reyes hubiese rotado. Opta por no ir, ya que tiempo tenía.

La segunda acción parte de un BI de Bjelica para salida en rizo de San Emeterio. Tras la ayuda del defensor del bloqueador (Felipe Reyes es muy dado a fintas y ayudas largas en los BI) Bjelica consigue la pequeña ventaja que le da la iniciativa.

Detalles:

1)    Justo antes de recibir ve la distancia y la reacción del defensor y seguramente ya toma la decisión de atacar contra su recuperación. A pesar de ello, su finta de tiro es totalmente real y creíble, gracias a una gran parada.

2)    En cuanto se flexiona para poder tirar, desde ahí, con extraordinaria economía de gestos, enlaza con salida directa, que se convierte en una finta, ya que la reacción de su defensor le lleva a apoyar a la vez que Bjelica ya está cambiando por delante. La iniciativa sigue siendo suya y el tiempo de ejecución vuelve a ser perfecto.

3)    A partir del cambio por delante, merece la pena fijarse en los tres apoyos siguientes y su verticalidad, destacando que en el último también lee y “esquiva” la posible ayuda de Slaughter mientras pone el balón arriba para impedir manotazos abajo y acelerar la finalización. Con el último paso, el balón ya está a la altura de la cabeza.

4)    La ejecución y finalización es posible porque Lampe y San Emeterio son capaces de leer la ventaja de su compañero y romper el sistema, aunque Lampe de algún modo acerca la ayuda sobre la penetración. San Emeterio, que seguramente tendría que ocupar la esquina de la que partió, cree que volviendo estorbaría y se queda debajo del aro.

La última acción es defensiva y coincide además con la última posesión del partido. Aunque el protagonista de estas reflexiones es N. Bjelica, en esta jugada la incomprensible defensa al balón de Heurtel lo condiciona todo. Por mucho que Bjelica hubiera utilizado sus brazos y envergadura para tapar la línea de pase a la continuación, la ventaja del tomador del BD era tan grande… En directo, me sorprendió mucho que un jugador con una envergadura tan notable no utilizase los brazos en ningún momento de la defensa, ni para atacar al balón ni para cerrar la línea de pase a la continuación. En la repetición podemos ver cómo está en contacto con el bloqueador con su mano derecha quizás demasiado tiempo, por lo que cuando quiere atacar al balón ya es tarde. Lo más sorprendente es que no suba los brazos en línea de pase e incluso que se encoja, haciéndose incomprensiblemente más pequeño. La ventaja del pasador era muy clara debido a la deficiente defensa del tomador del BD, pero, igual que vimos en los dos primeros cortes que Bjelica tenía interiorizadas unas habilidades que pudo poner en práctica en el momento adecuado, en esta ocasión su respuesta técnica en la defensa del BD no parece la más correcta. Como consecuencia de todo ello, la línea de pase al bloqueador es directa. Es posible que el serbio no dedicara en su periodo formativo tanto tiempo a defender este tipo de situaciones de BD, ya que siempre ha sido un jugador exterior y es probable que su hábito natural sea el cambio.

Estos tres detalles de ejecución de la técnica individual, como otros muchos que se suceden en los partidos de élite que vemos por TV, tal vez puedan ayudarnos a reflexionar sobre la manera que  enseñamos y se aprenden los fundamentos del juego.

En las tres acciones, ¿qué importancia tienen los Entrenadores de formación en la adquisición de los hábitos técnicos apropiados? ¿y los Entrenadores de “élite”?

¿Cómo podemos ayudar al jugador joven a “ganar tiempo” en la toma de decisión?